¿Qué es la Procrastinación? Cómo evitar y vencer a la Postergación

¿Qué es la Procrastinación? Cómo evitar y vencer a la Postergación
     

En esta oportunidad vamos a compartir ideas y conceptos sobre la Procrastinación o Postergación. En muchas ocasiones las personas tienen la idea de que “postergan” cosas o situaciones, por ejemplo, hay quienes postergan pedir un aumento, o alguien posterga salir a correr o hacer ejercicios, postergan tener una conversación con su pareja o hijos y en algunos casos se posterga incluso comenzar un negocio nuevo.

La cuestión radica en que las personas creen que están postergando acciones, que retrasan las cosas que deben hacer. Pero la realidad es otra, cuando se habla de postergar, no se trata de la acción, sino de la emoción. Es decir, las personas no postergan realizar las acciones, sino la emoción que posiblemente van a sentir cuando realicen esa acción.

Retomando uno de los ejemplos anteriores, cuando una persona está postergando tener una conversación con su pareja o hijos, en verdad no está postergando “la conversación”, sino la incomodidad que percibe que va a sentir en el momento que tenga esa plática.

Es importante entender y mantener siempre presente que las personas NO postergamos acciones, sino postergamos emociones. Pero realmente las emociones que más postergamos son la Incomodidad y el Temor. No queremos sentir incomodidad cuando realicemos la acción, tememos que pase algo muy diferente a lo que imaginamos (cuando ejecutemos la acción), siempre tenemos ese miedo de que ocurra algo que no queremos que suceda.

Hay algo que yo siempre digo, que comparto con mis allegados y es… lo mejor que nos puede pasar en la vida, es que nuestro miedo más grande, se haga realidad

que es la postergracion o PROCRASTINACIÓN

¡¿Qué se haga realidad nuestro mayor miedo es lo mejor que nos puede pasar?!

Si… así es… Aunque para muchos esta idea puede parecer un concepto difícil de creer, es en realidad una manera muy efectiva de crecer y mejorar como persona.  Fíjense, cuando aquello a lo que tanto temes se hace realidad, es porque seguramente has avanzado mucho en tu vida. Probablemente has tenido que hacer cosas, que normalmente no te atrevías hacer. Y que hicieron realidad ese miedo que solo era mental.

Por ejemplo, cuando alguien que trata de conseguir un cliente nuevo me dice “¿Qué pasa si consigo la reunión y no tengo lista la presentación?”. Mi respuesta es “¡felicitaciones porque tienes una reunión!”, es decir, te has ganado un problema, ahora ya tienes un problema. Hay un miedo que por fin se ha hecho realidad, como consecuencia de que has hecho las cosas de manera diferente, por fin has progresado.

En alguno de los talleres una persona me comentaba “tengo miedo de comenzar a dar charlas, de comenzar a dar talleres y que una persona me pregunte algo que no sé” … esta persona aún no ha comenzado hacer el taller o dar la charla y ya tiene una situación que evita que los haga. Lo que realmente le evita dar esos primeros pasos a su nuevo destino es básicamente el temor a “qué pasaría si tengo éxito”.

La respuesta que le daba a esa persona era “si llega el momento de que alguien te pregunta algo que tú no sepas… ¡felicitaciones porque has progresado en la vida!… esa es la muestra de tu progreso. Esa pregunta quiere decir, que estas al frente, que estás dando la charla y por fin se hizo ese miedo realidad”.

Esta es la forma en la que tenemos que ver nuestros miedos, cuando al fin nos pasen debemos decirnos “por fin llegó esto que tanto temía, ahora lo hice posible”, porque esa es la muestra de que has progresado. Todo miedo que se hace realidad, es la muestra de que se han hecho cosas reales y tomado acciones para conseguirlo. Son miedos que están presentes en nuestra vida y ya no son solo meros miedos mentales que nos evitaban tomar decisiones asertivas.

¿Cómo vencer la procrastinación?

La mejor forma de dejar de postergar las cosas, es atreviéndonos a hacer nuestros miedos realidad. Es atreviéndonos a pasar por los momentos de incomodidad, con el firme propósito de crecer. Si aún les ronda por la mente “pero realmente ¿Qué pasa si ya estoy en esa presentación y me preguntan y no sé?… ¿Qué pasa si tengo el cliente y no tengo la presentación?” …

De aquí se desprende un concepto muy interesante, tu YO del presente no sabe cómo resolver ese problema que se imagina del futuro. Dicho de otra forma, “que hago si esto pasa” y no sabes que harás, debes comprender que no sabes que harías desde el presente, desde tu presente, desde tu versión actual.

Tendemos a olvidarnos que nuestro YO del futuro si sabe cómo resolver ese problema. Ese YO del futuro ha sido capaz de dar una serie de pasos que lo han ido transformando y convirtiendo en una mejor versión de sí mismo. Es decir, cuando llegue ese momento que tanto temes, tu versión del futuro sabrá cómo manejarlo.

Hay que entender que no se pueden resolver los problemas del futuro, desde nuestra versión del presente. Pero cuando se presenta ese día donde nos enfrentamos a lo que tanto tememos, seremos una mejor versión de nosotros mismos. Seremos una versión más audaz, más confiada, con más coraje, con mayor decisión.

Tenemos que confiar en nuestra versión del futuro, en las habilidades que él tendrá y que le permitirán manejar la situación que se le presenta. Pero tenemos que estar conscientes de que nuestra versión del futuro no es perfecta, y que se puede dar el caso que no sepa resolver X situación, pero debemos confiar en que va aprender a resolverlo. Puede ocurrir que no lo resuelva a la primera, pero a la segunda o a la tercera, si la podrá resolver.

Recapitulando

Te recomiendo que comiences a ver las cosas de esta manera, te des cuenta que no postergamos acciones, sino que postergamos emociones. Que realmente postergamos la emoción de incomodidad, postergamos el hecho de que eso a lo que tanto tememos, se vuelva una realidad. Debemos dejar de angustiarnos por aquello que aún no pasa, no sucede. Tenemos que entender que no podemos resolver las situaciones futuras, desde el presente.

Hay que comenzar a ver las cosas de manera diferente, si en vez de tener el miedo de que las cosas pasen, tenemos que hacer lo posible para que ese miedo se haga realidad. Porque esa es la mejor muestra de nuestro progreso, además, debemos de confiar en nuestra versión del futuro. Que esa mejor versión de nosotros que vamos a ir construyendo, va a ser capaz de resolver ese problema que tanto tememos, que va a tener las herramientas necesarias para enfrentarlo. Y si no lo resuelve al primer intento, lo logrará en el segundo o quizás en el tercero, porque habrá aprendido y conseguirá la mejor forma de solventarlo.

Si quieres continuar conociendo sobre nuevos conceptos e ideas, herramientas y técnicas que te permitan desarrollarte como persona, no dejes de seguir nuestros contenidos. Además, si conoces a alguien que está en tu misma situación o que puede beneficiarse con la información, compártelo y así todos podremos llegar a construir una mejor sociedad y un mejor mundo.

Recuerda

Lo mejor que nos puede pasar en la vida, es que nuestro miedo más grande, se haga realidad

Nelson Portugal, Consultor de Desarrollo Persona


Nelson Portugal

¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? ¡RECIBE EL PRÓXIMO ... GRATIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Learn how to get 5,000 subscribers. Enter your name and email and click "download free ebook"

 

Gracias por registrarte con nosotros!