Esto es lo que creo

Esto es lo que creo
     

Esto es lo que creo:

1. Creo que la base de las relaciones humanas es el entendimiento.

Queremos un mundo sin violencia en el que las personas se amen los unos a otros y creo que es posible.

Lo que necesitamos para lograrlo, sin embargo, es hacer algo en lo que – como humanidad – aún no somos buenos haciendo: entender.

“Yo lo entiendo, quien no me entiende es él a mi” – suelen decir las personas.

Lo que aún no han podido reconocer es que cuando entendemos a alguien inmediatamente eliminamos la necesidad de que aquella persona nos entienda a nosotros porque, bueno, ya la hemos entendido – de verdad.

Seguir necesitando que nos entiendan, entonces, es la clara muestra de que aún no hemos entendido.

Y es que entender es algo nuevo para nosotros, tan nuevo como la libertad de la que hoy disfrutamos.

Cientos de años atrás, solo seguíamos órdenes de quien nos dirigía y actuábamos por la necesidad de sobrevivir.

Hoy somos libres, hoy seguimos a quien nos inspira – a través de la escucha, el entendimiento y la influencia.

Y hoy hacemos aquello que queremos hacer, pues lo que necesitamos para sobrevivir ya está cubierto.

Con esta libertad llegó un nuevo reto: entender.

Entender, más que las acciones, la forma de pensar que han desarrollado las personas producto de esta libertad.

Entender que, en esencia, cada uno de nosotros camina hacia un mismo destino: el bienestar – es solo que, con el tiempo, hemos desarrollado diferentes maneras de definirlo, conseguirlo y promoverlo.

Algunas sostenibles, algunas otras – lamentablemente – no.

Quien no entiende le llamará a esta diferencia “caos” y querrá (equivocadamente) cambiarlo: hacer que todos pensemos como él.

Lo que aún no ve es que, esa es la manera más rápida de retroceder nuestro progreso como humanidad: perder la libertad.

Lo que podemos hacer, para crear el mundo que siempre hemos querido, es ser una muestra de lo que queremos ver en él: entender.

Cuando lo hagamos, cuando lo hagamos realmente – todo aquello que creíamos que era necesario hacer para cambiar el mundo, dejará de serlo porque ya lo habrá hecho.

2. Creo que la verdadera satisfacción proviene de aportar más al mundo.

“Aportar más al mundo”, una frase que me gustaría se pudiera escuchar más seguido en las conversaciones diarias que tenemos con nuestros amigos y nuestros compañeros de trabajo.

Piensa en un momento en el que te sentiste orgulloso(a) de ti mismo(a).

Lo más probable es que haya sido el mismo momento en el que te sentiste realmente útil.

El momento en el que sentías que valías, que eras importante, que tu participación/acción/idea/contribución marcaba la diferencia, aceleraba el progreso, resolvía el problema, completaba lo que hasta ese momento era incompleto.

Aportar – sentir que aportamos – nos mueve, nos emociona, nos alegra, nos – en esencia, hace felices.

Y, sin embargo, la mayoría de nosotros nos hemos perdido (egoístamente y sin saberlo) en los miedos que alberga nuestra mente:

“¿Y si me equivoco?”, “¿y si me critican?”, “¿y si no lo logro?”.

Creo que somos mucho más que eso.

Somos mucho más que nuestros miedos y nuestras dudas.

Somos, incluso, mucho más que nuestra propia forma de pensar.

Somos una inagotable fuente de energía, pasión, coraje, fortaleza, amor y determinación – cuando nos atrevemos a salir de nuestro limitado deseo personal y expandimos nuestro alcance a las ilimitadas posibilidades que genera regresar a aquello por lo cual realmente estamos aquí: aportar más al mundo.

El resto – nuestro nivel de satisfacción personal, la calidad de nuestras relaciones, la cantidad de dinero en nuestras cuentas bancarias, nuestro desarrollo profesional – es una simple y natural consecuencia de ello.

3. Creo que el contexto de la enseñanza enseña más que la propia enseñanza.

Desde los inicios de la civilización, cientos de miles de años atrás, una distintiva capacidad humana ha permitido nuestro desarrollo: el aprendizaje por observación.

El aprendizaje por observación es aquel que nos permite identificar cuál es la mejor conducta a realizar en ciertas situaciones en base la conducta que observamos de las personas que tenemos a nuestro alrededor.

El uso de ciertas herramientas, la creación del fuego, la identificación de alimentos son algunas de las habilidades que aprendimos a través de la observación y nos permitieron sobrevivir nuestro camino hasta donde estamos en la actualidad.

De la misma manera, el día de hoy continuamos aprendiendo de las conductas (más que de las palabras) de las personas con las cuales vivimos, nos divertimos, trabajamos y – básicamente – de cada persona con la que interactuamos.

Nuestra mente está diseñada de esta manera (valorar más la conducta que las palabras), principalmente, como parte de un mecanismo de defensa:

Reconoce que las palabras podrían no ser ciertas, mientras que la conducta es la muestra más fiable respecto a lo que se debe hacer o no hacer.

Esta es la razón por la cual creo que el contexto (la conducta alrededor de la enseñanza) enseña más que la propia enseñanza (las palabras) y que, si buscamos crear un mejor mundo a través de un enseñanza eficiente, nuestra conducta debe ser una fiel representación de aquello que decimos que es importante hacer o dejar de hacer.

Por ello, busco que el contexto de nuestra enseñanza (como compañía) enseñe más que nuestro propia enseñanza y es lo mismo que las instituciones (y personas) del país – y del mundo – espero puedan empezar a hacer.

En esencia, busco que nuestra conducta (tanto en nuestra vida personal como en la profesional) sea una lección viva de aquello que buscamos dejar como enseñanza en la vida de las personas con las que tenemos la dicha de compartir nuestra existencia.

Esa es la mejor – y tal vez la única – forma de enseñar.

4. Creo que la incomodidad es la brújula que nos dirige hacia nuestro progreso.

Miles de personas me han escrito pidiéndome “tips”, “secretos” o “fórmulas” para poder lograr sus objetivos:

Ya sea ascender en su trabajo, crecer sus negocios, mejorar su carácter, comprometer a su equipo, dar mejores presentaciones o cerrar más ventas.

Mi respuesta es siempre la misma pregunta: ¿cuál es una acción que sabes que debes hacer pero aún no haces?

Hago esto porque sé que las preguntas que nos hacemos diariamente suelen ser una distracción camuflada que busca evitar que hagamos aquello que ya sabemos que debemos hacer, pero es incómodo hacer.

La mayoría de ellos rápidamente me dan la respuesta que están buscando (y en inicio esperaba recibir de mi).

“Hazlo. Hazlo pese al miedo, la incertidumbre y la incomodidad.” – les digo, pues sé también que la incomodidad es la brújula que nos dirige hacia el progreso que estamos buscando.

Esto es cierto porque la única forma que sintamos confianza respecto a algo, es que sepamos hacerlo y para saber hacerlo, debimos haberlo intentado sin saber hacerlo – lo que, indudablemente, genera una dosis de miedo, de incertidumbre y de incomodidad.

Por esa razón, antes de darle a las personas los conceptos, las estrategias y las técnicas que pueden aplicar para alcanzar sus objetivos, busco que se muestren a sí mismos lo que son capaces de hacer con lo que ya saben en este preciso instante.

Que tengan el coraje de hacerlo.

Coraje – eso es precisamente lo que le pedimos que traigan a nuestras sesiones.

Es, de alguna manera, pre requisito pues – a diferencia de lo que se diga allá afuera – el coraje no se enseña, solo se promueve y eso es lo que estoy haciendo al contarte esta parte de nuestra historia.

5. Creo que cada persona tiene la posibilidad de alterar el curso de la humanidad, para bien.

Desde ser una fuente de referencia de genuina amabilidad hacia las personas, pasando por realizar un cambio estratégico dentro de una organización hasta diseñar un producto disruptiva y estratégicamente innovador – las personas tenemos la posibilidad de impactar (y por ende alterar) de manera positiva la vida de billones de personas alrededor del mundo en la actualidad y por el resto de nuestra historia.

Lamentablemente, la mayoría de personas han olvidado lo importante que son, lo realmente importante que su vida – su forma de ver, pensar y actuar – es para su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo, sus empresas, su ciudad, su país, su planeta y, en definitiva el futuro de la humanidad.

Por esa razón suelen perderse en las pequeñas discusiones del día a día, en la forma en la que les responden, en el fastidio del tráfico o en el reclamo del banco.

Se pierden, básicamente, en el error que cometieron en el pasado, en aquello que va mal en su vida y en el miedo respecto a lo que podría salir mal en el futuro.

Creo que, para crear el impacto positivo que podemos llegar a tener en nuestra vida y en la de quienes nos rodean, debemos elevar nuestro nivel de preocupación a resolver los grandes problemas del mundo a los cuales nos sentimos naturalmente atraídos.

Para unos, como Elon Musk, esta atracción natural significa hacer de la humanidad una especie multi planetaria (empezando por poblar Marte con un millón de personas).

Para otros, como Peter Diamandis, significa añadir cuarenta años de vida saludable al promedio de vida de las personas (haciendo de los 120 años los nuevos 80).

Tu atracción de natural podría ser diferente, y lo más probable es que lo sea, pero es igual de importante en la creación de un mundo mejor – para todos.

Por ello, mi misión (y la del equipo que me acompaña) es contribuir con el desarrollo de tu manera de ver lo que te rodea, tu forma de pensar acerca de ello y tu capacidad para tener el impacto en el mundo que has venido a tener en él.


Nelson Portugal

Nelson Portugal es Consultor en desarrollo personal, fundador del Centro de Crecimiento Integral y autor del libro El Círculo de Crecimiento. Se ha especializado en el diseño de programas formativos dirigidos a jefes y gerentes. Ha sido profesor universitario de la carrera de psicología. Actualmente asesora a empresarios a crecer sus negocios a la vez que disfrutan más de la vida.
¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? ¡RECIBE EL PRÓXIMO ... GRATIS
 

Learn how to get 5,000 subscribers. Enter your name and email and click "download free ebook"

 

Gracias por registrarte con nosotros!