Lo que nos deja el 11 de septiembre del 2001

Lo que nos deja el 11 de septiembre del 2001
     
1 comentario

11 de septiembre del 2001 Cuando ingresé al monumento en memoría del atentado del 11 de septiembre sentí una sensación que jamás había sentido antes. Era una mezcla de emociones intensas: de paz, amor, alegría, dolor, tristeza, superación, orgullo, hermandad…

Y mientras veía lo que en algún momento fueran la torres pensaba en que realmente todos tenemos lo que necesitamos para ser verdaderamente felices dentro de nosotros y que siempre debemos detenernos a pensar en todo lo bueno que nos rodea.

Pero a la vez debemos también tener la habilidad para superar las dificultades de la vida porque entonces ahí estamos creciendo.

Lamentablemente no siempre tendremos las respuestas, no siempre sabremos por qué suceden las cosas y como dijo Steve Jobs en el discurso que dio en Stanford: nunca podemos conectar los puntos hacia adelante pero debemos tener fe de que de alguna forma todo tendrá sentido y cuando el tiempo pase podremos conectar los puntos hacia atrás y nos daremos cuenta que todo tenía un propósito.11 de septiembre, las torres gemelas,

Yo digo que aunque no sepamos por qué suceden las cosas “malas” en la vida debemos encontrarle un significado “bueno” y tener fe de que todo al final funcionará. Porque la historia ha comprobado que NINGUNA circustancia que ocurra a nuestro alrededor podrá vencer la forteleza interior que nos fue dada por nuestro creador.

Siempre tendremos la opción de decidir qué hacer frente a cada situación y lo que tú y yo debemos decidir es SUPERARLA.

Hoy, frente a este monumento de las torres gemelas  están construyendo el edificio más alto de Estados Unidos y el séptimo más grande del mundo. Le pusieron la Torre de la Libertad.

Este edificio será mucho más grande que las torres gemelas y el símbolo de la libertad. Libre del miedo, libre de los rencores, libre de las acusaciones, libre del odio.

Muchas de las 2973 personas que fallecieron aquel 11 de septiembre del 2001 estaban en un día más de trabajo, otras seguramente venían de visita a la ciudad, otras venían a proponerle matrimonio a el amor de sus vidas, otras a ver a su hijo recién nacido, otras a celebrar su cumpleaños en familia, eran personas normales en un día cualquiera.

Ninguna pensó que aquel día sería el último día de sus vidas y algunas de ellas no tuvieron la oportunidad de despedirse de las personas a las que más quisieron: su madre, su padre, su hermano, su hermana, su hijo, su hija, su esposa.

Tal ves hubieron muchos que no pudieron decirles lo mucho que lo querían y lo agradecidas que estaban por haberlos tenido en su vida.

Rosa en las torres gemelas

Teresa M. Martin cumple hoy años, lo dice la rosa blanca que han colocado en su nombre y paso la mano por su nombre para sentir su presencia.

Nueva años atrás, se había casado con John Martin y habían empezado a trabajar fuerte para lograr lo que querían en la vida, planeaban retirarse ambos a los 50. “Teresa le había dicho a su madre que Dios estaba en su vida y que Él había llegado para quedarse” contaba su esposo John.

Hoy, muchos de nosotros tenemos a las personas que más queremos con vida y, sin embargo, a veces lo damos por sentado y no les agradecemos por todo lo que hacen por nosotros o nos olvidamos de decirle lo mucho que significan para nosotros. Nos olvidamos de decirles “gracias” por pensar en el “mal” día que tenemos. Nos olvidamos decirle “te quiero” por pensar en cómo nos queda el nuevo vestido o camisa. Nos olvidamos de mirar a los ojos por pensar en qué habrán publicado en facebook.

En medio de todo el dolor, sin embargo, volvemos a mostrar el amor que el espíritu humano es capaz de dar. El Vuelo 93 es una prueba de ello, un grupo de personas que dio su vida para salvar otras vidas. Este avión fue secuestrado para ser estrellado también y causar más daño, sin embargo, los pasajeros de este vuelo al enterarse de esto lucharon contra los secuestradores para evitar que esto sucediera. Ellos lograron que no se estrellara contra más personas, lamentablemnte lo hiceron a cambio de sus propias vidas, estrelleandose en un campo abierto.

Aquel mismo 11 de septiembre, hubieron cientos de personas que ingresaron a las torres destruidas arriesgando sus vidas para salvar a miles de personas. En estos momentos de decisión es cuando una vez más la esencia humana muestra que en el fondo somos criaturas de amor. Gracias a estas personas, al día de hoy están con vida más de 15 000 personas.

Quince mil vidas fueron salvadas y enriquecidas con el amor de un extraño que arriesgó su vida por ellas. Quince mil vidas muestra que el amor siempre prevalecerá frente al odio, quince mil vidas nos dicen a ti y a mi que el bien gobierna en este planeta, que siempre lo hizo y que siempre lo hará.

Quince mil vidas salvadas, dos memoriales construidos con amor, determinación, pasión y superación nos dice que no importa la situación que ocurra a nuestro alrededor nosotros siempre tenemos la opción de decidir cómo queremos vivir nuestra vida.

No importa dónde estés, lo que estés pasando en este momento debes saber que siempre tienes la opción de decidir, la opción de decidir amar en lugar de odiar, la opción de decidir crecer en lugar de estancarte, la opción de decidir actuar en lugar de temer, la opción de decidir creer en lugar de dudar, la opción de decidir agradecer en lugar de quejarte.

Porque no importa lo que sucediera en el pasado hoy tenemos la opción de construir nuestro propio memorial.

11 de septiembre

“Construido para que las vidas sean recordadas, las buenas acciones reconocidas y los espíritus se mantengan vivos durante toda la eternidad”RTuitealo:

En memoria de lo sucedido el 11 de septiembre del 2001.


Nelson Portugal

Nelson Portugal es Consultor en desarrollo personal, fundador del Centro de Crecimiento Integral y autor del libro El Círculo de Crecimiento. Se ha especializado en el diseño de programas formativos dirigidos a jefes y gerentes. Ha sido profesor universitario de la carrera de psicología. Actualmente asesora a empresarios a crecer sus negocios a la vez que disfrutan más de la vida.
¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? ¡RECIBE EL PRÓXIMO ... GRATIS
1 comentario DEJAR COMENTARIO

Una respuesta a “Lo que nos deja el 11 de septiembre del 2001”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Learn how to get 5,000 subscribers. Enter your name and email and click "download free ebook"

 

Gracias por registrarte con nosotros!