El verdadero amor

El verdadero amor
     

Decimos que es el auto, que es la casa, que es el puesto, el negocio o el peso.

Creemos que vivimos por ello, para ello pero (siendo sinceros) la razón real por la cual vivimos – y morimos – es amor, para sentir amor, el verdadero amor.

El tipo de amor que vimos reflejar en el brillo de los ojos de nuestra madre cuando apenas teníamos uno o dos meses de nacidos.

El amor que sentimos en el abrazo de nuestro padre cuando llegaba de trabajar y nosotros corríamos hacia a él por la simple y válida razón de volverlo a ver.

El amor que reconocimos en el beso de nuestra novia (o novio) segundos después de que supiera (y supiéramos) que sería nuestro esposo(a).

El amor que ilumina el rostro de nuestros hijos cuando le decimos lo importante que son para nosotros.

El amor que se desprende de la sonrisa de un amigo que muestra su alegría al vernos después de un largo tiempo de ausencia.

Esos momentos son aquellos que nos muestran que somos amados, aquellos que nos permiten sentirnos amados, realmente amados.

El verdadero amor

Y sin embargo, no son los únicos momentos.

Veras, lo romántico detrás del beso de una despedida, del abrazo de un reencuentro, de la nostalgia de un recuerdo

… de las palabras de una promesa y de la alegría de una celebración suele hacernos olvidar de lo maravilloso de una cena entre amigos en un día cualquiera, de una risa espontánea en la oficina

…de un desayuno en familia, de un beso de buenos días, de un abrazo de buenas noches, de un rutinario viaje en bus, de un simple caminar y de un simple respirar.

Y, sin quererlo (ni notarlo), vamos olvidándonos de reconocer, sentir y apreciar el amor que nos rodea, el que siempre estuvo a nuestro lado, el que está aquí con nosotros.

El tipo de amor que vive con nosotros diariamente mientras nosotros nos frustramos tratando de encontrarlo en algún otro lugar, el amor verdadero.

El amor de nuestra madre al llamarnos para preguntarnos cómo estamos en un día cualquiera, para prepararnos un desayuno, para decirnos que nos cambiemos de ropa.

El amor de nuestro padre al estar ahí, presente, sin decir una sola palabra, contándote una gran historia o escuchándote contar la tuya, con mucho que aportar o sin mucho que decir, pero ahí, simplemente ahí – presente, a su manera.

El amor de nuestra novia(o) o esposa(o) cuando ve una película a tu lado, cuando cena junto a ti o se ríe contigo de las cosas más simples de la vida, te toma de la mano o recuesta su cabeza en tu pecho con ternura.

El amor de nuestros hijos cuando te muestran a qué nivel de su juego favorito han podido avanzar, cuando te cuentan lo mal que les cae un amigo del colegio o cuando, sin que lo sepas, hacen lo posible para que estés orgulloso(a) de ellos.

El amor de nuestros amigos cuando nos hacen una broma, de esas que jamás nos haría un desconocido, cuando te reclaman sobre algo que dijiste que harías y aún no has hecho o cuando te escriben sin ninguna razón aparente, con tal de conversar contigo.

El tipo de amor con el que vivimos cada día de nuestra vida, que nos rodea cada instante de nuestro día pero, lamentablemente, solemos ignorar.

Y es que si analizamos nuestra vida la verdad es que rara vez lo que necesitamos en ella es conseguir más amor.

Lo que realmente necesitamos es empezar a apreciar el que ya tenemos en este preciso instante de nuestra vida, el que siempre estuvo y estará en ella, el verdadero amor.


Nelson Portugal

Nelson Portugal es Consultor en desarrollo personal, fundador del Centro de Crecimiento Integral y autor del libro El Círculo de Crecimiento. Se ha especializado en el diseño de programas formativos dirigidos a jefes y gerentes. Ha sido profesor universitario de la carrera de psicología. Actualmente asesora a empresarios a crecer sus negocios a la vez que disfrutan más de la vida.
¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? ¡RECIBE EL PRÓXIMO ... GRATIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Learn how to get 5,000 subscribers. Enter your name and email and click "download free ebook"

 

Gracias por registrarte con nosotros!